World Pulse

Join World Pulse now to read more inspiring stories and connect with women speaking out across the globe!

Ley Olimpia, contra la violencia digital



Hace algunos años, mi ex novio difundió de mí un vídeo sexual sin mi consentimiento. Tenía 18 años y en el pueblo donde nací en México, todos me dijeron que yo tenía la culpa y nadie hizo nada por mí. Alguna vez quise suicidarme por ello, pues tuve que dejar mi vida, mi libertad y mi casa; incluso deje de llamarme sólo "Olimpia"  para convertirme en "La gordibuena de Huauchinango" en Facebook y redes sociales.



Me costó mucho entender que no tenía la culpa porque es difícil soportar tanto acoso sólo por tu cuerpo desnudo. Sentí que me violaban sin ni siquiera tocarme. Me violaron cada vez que compartían ese vídeo, cada vez que se burlaban y eran cómplices.  Cuando tuve un poco de valor y con la esperanza de que las autoridades me ayudaran, fui a denunciar, pero no hubo nada qué hacer, pues difundir contenidos íntimos en internet sin consentimiento no era un delito y por lo tanto las mujeres éramos estigmatizadas por nuestra sexualidad y revictimizadas por nuestra intimidad. Ellos también me culparon.



Entonces me dio mucho coraje descubrir que no era la única chica que estaba pasando por esta situación, y por eso comencé a luchar. Hice un paquete de reformas legislativas para que en mi país se reconociera, castigara y nombrara la violencia digital contra las mujeres. Fundé Defensoras Digitales y el Frente Nacional para la Sororidad para unirnos como sobrevivientes, víctimas y mujeres, para luchar por nuestros derechos también en internet. Y lo logramos. Hoy van 20 estados de 31 donde ya es un delito difundir contenidos íntimos sin nuestro consentimiento a través de los espacios digitales. Hemos recorrido todos los espacios para prevenir esta violencia y para que las mujeres no lleguen al suicidio. Entendí que nosotras no teníamos la culpa y que el miedo tenía que cambiar de bando. Recorrí junto con mis compañeras gracias al feminismo cada lugar del país para convencer a los legisladores de aprobar la reforma, pues las personas creían que lo virtual no era real. Nos costó mucho, pero logramos hacer fuerza para gritar ¡Ni porno ni Venganza! Cuando las personas conocieron la historia detrás de la reforma, la llamaron "La Ley Olimpia". Yo nunca imaginé que el nombre que unos años atrás me avergonzaba por un vídeo sexual, hoy tuviera el nombre de una ley para que ninguna mujer pase por lo que yo pasé y por que nunca más seamos culpadas por nuestra intimidad.  Gracias a "La Ley Olimpia" las mujeres ya podemos denunciar y acceder a la justicia.  Además, por primera vez se reconoció la Violencia Digital en la Ley de Acceso a una Vida Libre de Violencia Contra las Mujeres, también creamos un violentómetro virtual, fomentamos la educación digital, hemos hecho tendederos de violencia digital  y damos asesoría a las mujeres y niñas que han sufrido está violencia. Diseñamos material multimedia para orientar a las mujeres en torno a sexting y también para que los agresores hagan conciencia sobre su responsabilidad. 



Dejé mi vida de antes y conocí otra vida donde soy más libre y feliz. A mí las mujeres me han salvado y por eso recorro mi país para hacer conciencia sobre esta violencia.  Para mí no sólo es un texto de reformas, sino una causa. Quiero que las mujeres en el mundo sientan  que hay una esperanza y que ejerzan su poder. Tal vez todos nos digan "locas" pero nosotras no debemos rendirnos, porque si nos rendimos ahora, las niñas pensarán después  que la violencia es dueña de sus cuerpos.



El reto es estar seguras también en internet, por ello me gustaría llegar a más lugares para que más personas hagan conciencia sobre el daño de la violencia digital. Y sobre todo para que las mujeres no vivan condiciones de desigualdad en los espacios digitales.



Conocías mi cara, mi cuerpo pero no mi historia...



Cada vez que difunden un pack o una nude en internet de una mujer sin su consentimiento, ella podría estar del otro lado de la pantalla sufriendo. 



" Nuestros cuerpos no son para la diversión en redes sociales"



 



#NiPornoNiVenganza



#LoVirtualEsReal



#LeyOlimpia



Porque queremos estar seguras también en internet.

Share this story
Share this story on social media
Like this story?
Here’s what you can do next.
Leave a supportive comment to encourage this author
Tell your own story
Explore more stories on topics you care about